Ministros del Trabajo de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay (MERCOSUR) defienden la preservación del empleo frente a la crisis

Noticia | 1 de junio de 2009
GINEBRA - Los ministros del Trabajo de los cuatro países del MERCOSUR suscribieron hoy en el marco de la 98ª Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT una Declaración en la cual plantean la necesidad de enfrentar la crisis con medidas que tengan como objetivo fundamental la preservación de los empleos.

El acuerdo fue firmado en Ginebra por el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina, Carlos Tomada; el ministro de Trabajo y Empleo de Brasil, Carlos Lupi; el ministro de Justicia y Trabajo de Paraguay, Humberto Blasco; y el ministro de Trabajo y Seguridad Social de Uruguay, Eduardo Bonomi.

El acuerdo contiene la propuesta de una serie de "políticas comunes" y reivindica "el derecho al trabajo como un derecho humano fundamental". Por otra parte, expresa la adhesión de los cuatro países sudamericanos a la propuesta de la OIT de lanzar un "Pacto Mundial para el Empleo", aprobado en el transcurso de esta Conferencia.

Las políticas planteadas en la Declaración, firmada en el marco de la Conferencia anual de la OIT a la cual asisten delegados tripartitas de 183 estados miembros de la OIT, "tienen como fin último preservar a las trabajadores y trabajadoras de los impactos de la crisis".

Durante este año la Conferencia de la OIT ha tenido como actividad central una Cumbre sobre la Crisis Mundial del Empleo que reunió a nueve Jefes de Estado y de Gobierno, vicepresidentes, ministros y representantes de empleadores y trabajadores.

La Declaración de los ministros del MERCOSUR acuerda las siguientes políticas comunes:

£££bull; Ampliar y adaptar los sistemas de protección al desempleo en nuestros países.

£££bull; Vincular la extensión de la protección social al empleo con las acciones de capacitación.

£££bull; Desarrollar acciones de preservación y formalización de los puestos de trabajo con el acuerdo de empresarios y sindicatos para evitar que la crisis recaiga sobre los trabajadores.

£££bull; Fortalecer la institucionalidad de los servicios públicos de empleo, promoviendo su articulación en la región.

£££bull; Apoyar y fortalecer los programas de empleo para grupos vulnerables, especialmente los jóvenes, a partir de la formación y capacitación, que mejoren sus posibilidades de inclusión social y laboral.

£££bull; Apoyar el sostenimiento de la micro, pequeñas empresas y emprendimientos individuales y colectivos por su importancia para el empleo de la región.

£££bull; Fortalecer y propiciar el diálogo social, la libertad sindical y la negociación colectiva.

£££bull; Promover el empleo estable y de calidad, así como también, las inversiones de capital productivo y un sector financiero orientado a la economía real.

£££bull; Vincular préstamos públicos y/o exenciones fiscales con la garantía de mantenimiento de los puestos de trabajo.