Ministerio de Trabajo de Argentina, OIT y EUROsociAL+ presentaron publicación: “COVID-19 ¿Cómo nos preparamos para la salida gradual y selectiva del confinamiento?”

La publicación sistematiza las principales experiencias y lecciones aprendidas durante esta pandemia en materia de seguridad y salud en el trabajo, que fueron compartidas por representantes de países del Cono Sur de América Latina durante un ciclo de webinarios que abordó esta materia.

Noticia | 14 de mayo de 2021
Santiago de Chile.- Con un encuentro virtual que reunió a representantes de Argentina, Chile, Uruguay y España este jueves se presentó la publicación: “COVID-19 ¿Cómo nos preparamos para la salida gradual y selectiva del confinamiento?”, que es producto de una serie de reuniones virtuales de diálogo e intercambio realizadas durante 2020 sobre las medidas que, en materia de seguridad y salud en el trabajo, adoptaron los países frente a la COVID-19, tanto en el momento más crítico de la crisis como de cara a la reactivación productiva y económica y la recuperación del empleo.

Del ciclo de webinarios, que fue organizado por la OIT, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina, la Superintendencia de Riesgos del Trabajo de Argentina y el Programa de la Unión Europea EUROsociAL+, participaron más de 600 personas de países de América Latina y Europa. La temática se centró en cuatro sectores económicos especialmente afectados por la crisis: la construcción, el transporte, el trabajo doméstico y los mercados de abasto, siendo el hilo conductor de cada encuentro las medidas de seguridad y salud en el trabajo, el papel del diálogo social y los acuerdos sectoriales alcanzados.

La publicación sistematiza las respuestas nacionales compartidas en dichos diálogos, así como una serie de reflexiones sobre las lecciones aprendidas durante esta pandemia y los desafíos que la seguridad y salud en el trabajo habrá de afrontar en un futuro.

En la apertura del encuentro, Fabio Bertranou, Director de la Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina, señaló que "una de las lecciones aprendidas en esta pandemia es que la seguridad y salud en el trabajo debe continuar siendo uno de los ejes clave dentro de los planes para la recuperación de esta crisis, y el diálogo social, la vía para alcanzar acuerdos en esta materia".

Por su parte, Aude Maio-Coliche, Embajadora de la Unión Europea en Argentina, resaltó que “la salida de la crisis provocada por la pandemia será sólo posible con un multilateralismo renovado, fuertes alianzas e intercambios mutuamente enriquecedores como los sucedidos en estos encuentros. Esperamos que las recomendaciones y experiencias recopiladas en esta publicación sirvan para preservar las condiciones de salud y seguridad en los lugares de trabajo tanto en Europa como en América Latina”.

Claudio Moroni, Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina, se refirió a la importancia de la cooperación internacional en el manejo de la pandemia. Además, señaló que el principal desafío sigue siendo la formalización de los trabajadores para que las medidas implementadas en materia de salud y seguridad en el trabajo y el acceso a los derechos lleguen a todos. Para ello, sostuvo, hay que trabajar en un modelo de desarrollo más equitativo y reforzar las actividades multilaterales con múltiples enfoques, ya que compartir las diferencias es fundamental para que los modelos de desarrollo puedan aplicarse de un modo justo.

Luego, un panel compuesto por Cristóbal Molina Navarrete, Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Jaén, España y Carmen Bueno, especialista en Seguridad y Salud en el Trabajo de OIT Cono Sur mantuvieron un intercambio sobre los grandes desafíos, prioridades y enseñanzas de la pandemia, haciendo énfasis en la necesidad de no descuidar la estricta aplicación de las medidas preventivas para evitar que los lugares de trabajo sean escenario de nuevos brotes, en la urgencia de afrontar las nuevas consecuencias asociadas a la pandemia, como son los riesgos ergonómicos y los problemas que afectan a la salud mental de los trabajadores, particularmente en el caso del trabajo remoto y en la relevancia de un rol activo de las instancias de diálogo social para garantizar, no solo entornos más seguros y saludables en los ámbitos de trabajo, sino también la economía.

En el cierre del encuentro, Patricia Soto, Superintendenta de Seguridad Social de Chile, remarcó la necesidad del diálogo entre trabajadores y empresarios, que debe verse materializado en prevenciones efectivas que cuiden y garanticen la salud de los trabajadores.

Asimismo, Tomás Teijeiro, Inspector General de Trabajo y Seguridad Social de Uruguay, compartió la experiencia del dialogo social del Consejo Nacional de SST y de las comisiones tripartitas sectoriales existentes durante este periodo y subrayó la importancia de la responsabilidad individual en el marco de la pandemia. Por último, Marcelo Domínguez, Gerente General de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, manifestó que “mediante el intercambio de experiencias como éstas se pueden enriquecer las políticas públicas para cuidar la salud y la seguridad en el trabajo”.

  • Revisa aquí el evento completo: