OIT participa en seminario “Unidad Sindical para el Trabajo Decente de los Migrantes”

Durante el encuentro, se debatieron los principales desafíos que presenta el fenómeno de la migración laboral en el país, en especial para las centrales sindicales.

Noticia | 29 de mayo de 2017
Santiago de Chile.- El miércoles 24 de mayo se llevó a cabo el Seminario: Unidad Sindical para el Trabajo Decente de los Migrantes, organizado por la Academia Diplomática de Chile, Andrés Bello y la Mesa Sindical, en colaboración con la OIT.

Esta instancia se enmarcó dentro de las actividades que se encuentra desarrollando la Mesa Sindical, compuesta por dirigentes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT Chile), Central Autónoma de Trabajadores (CAT) y la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), con el objeto de sensibilizar al mundo gremial sobre la situación de los trabajadores migrantes y definir, conjuntamente, estrategias para abordar sus desafíos.

El evento fue moderado por el Director de la Academia Diplomática, Embajador Juan Somavía, y contó con la participación de los panelistas Patricia Coñomán, representante de la Mesa Sindical; Rafael Pereira, Subdirector de la Dirección del Trabajo (DT); Rodrigo Sandoval, Jefe del Departamento de Extranjería y Migración y Patricia Roa, Oficial de Programación de la Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina.

La actividad también contó la presencia de María Eugenia Puelma, Secretaria Regional Ministerial del Trabajo y Previsión Social; Bárbara Figueroa, Óscar Olivos y Segundo Steilen, presidentes de las tres centrales de trabajadores; los integrantes de la Mesa de Trabajo Decente de los Migrantes; Alejandro Riveros, Cónsul General de Perú en Chile y Juan Carlos Dueñas Muñoz, Cónsul General Adjunto de Bolivia.

La reflexión fue abierta por el Director de la Academia Diplomática, quien se refirió al carácter histórico de la migración, fenómeno que encuentra su origen en múltiples razones y que ha modelado todas las sociedades sin excepción. Adicionalmente, se refirió a la complejidad del tema de la migración, que afecta países de origen, de tránsito y receptores, donde se viven altos niveles de inseguridad y frustración.

El Embajador Somavía se refirió también a la estrecha vinculación que existe entre la migración y trabajo. En esta línea, enfatizó que el migrante es también un ciudadano, sujeto de derechos y responsabilidades que se desprenden de su condición de persona humana. Finalmente, hizo mención a las diversas convenciones que se refieren al fenómeno de la migración y destacó la aprobación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas el año 2015, que instala a nivel global el concepto de “Trabajo Decente” en su Objetivo Nº 8.

Como oradora principal, Patricia Coñomán hizo una revisión del panorama regional en la materia, destacando la naturaleza sur-sur de la migración latinoamericana, marcada por la precariedad de las condiciones de vida y problemáticas políticas que se viven en parte de la región y que serían el origen de las tendencias migratorias locales.

En el caso particular de Chile, la Jefa del Departamento de Derechos Humanos de la CUT, se refirió a la “deuda histórica” de la legislación nacional que, al estar inspirada en una visión de seguridad y defensa de fronteras, no responde a los estándares internacionales de derechos humanos y la realidad demográfica de la actual población migrante.

Al respecto, presentó las principales propuestas elaboradas por la Mesa Sindical, entre las que se cuentan el fin a la visa de trabajo sujeta a contrato, la convalidación de estudios a profesionales y las cuotas de migrantes en las dirigencias sindicales, con el fin de “no formar sindicatos (de migrantes) sino abrir nuestros sindicatos para la defensa de las y los migrantes”.

Por su parte, Rafael Pereira, Subdirector de la Dirección del Trabajo, enfatizó la necesidad de abordar la temática de la migración desde una perspectiva cultural y de sensibilización hacia los propios trabajadores chilenos, como medio para romper mitos y barreras multiculturales. En este sentido, destacó la labor que se encuentra desarrollando a nivel nacional y de manera unitaria la Mesa Sindical, instando a sumar al desafío de integrar a los trabajadores migrantes al mundo sindical, al incorporar sus problemáticas en la agenda gremial.

Luego, Rodrigo Sandoval, Jefe del Departamento de Extranjería y Migración, reflexionó sobre la “visceralidad” de los sentimientos que despierta la migración en Chile. A su entender, los mitos y temores frente a ella “hablan sobre nosotros mismos” y vienen a reflejar que “tenemos problemas con nuestra identidad”, la que “se ha construido a partir de lo que nos gustaría ser y no de lo que somos”.

A su juicio, la inmigración es necesaria y lo será aún más en las próximas décadas, debido a las menores tasas de natalidad, el envejecimiento de la población chilena y el menor acceso a recursos de ésta. Por lo que “se requiere dejar de juzgar el actual marco jurídico y comenzar a crear uno nuevo”. Para ello sugirió la cooperación internacional como mecanismo crucial para dar respuesta a desafíos regionales.

Patricia Roa, de OIT, cerró la jornada, destacando la presencia de las tres centrales sindicales y el papel preponderante que debe otorgarse al concepto de Trabajo Decente, refiriéndose también a la madurez del trabajo sindical chileno al tratar los temas laborales con perspectiva de migración y género.

Asimismo, se refirió al desafío planteado por la Mesa Sindical de avanzar en la generación de sindicatos únicos de chilenos y migrantes, que exige a las actuales organizaciones sindicales chilenas hacer suyas las demandas que hoy se plantean como propias de los trabajadores migrantes. Por último, saludó a los asistentes con ocasión del mes de los trabajadores y trabajadoras, manifestando la disponibilidad de la OIT para colaborar con todos los actores del mundo laboral.