Convenio 169 sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes

La OIT ha mostrado siempre gran sensibilidad y preocupación por los pueblos indígenas del mundo. El Convenio 107 del año 1957 y el Convenio 169 del año 1989 así lo ejemplifican y pasan a ser expresión de una creciente conciencia de los países sobre la obligatoriedad de reconocer la existencia y derechos de los primeros habitantes del planeta y sus descendientes.