Certificación por competencias

Por primera vez en Colombia, los trabajadores recolectores de café podrán certificar su saber hacer con OIT, el SENA y Fedecafeteros

El propósito de la certificación es promover la cualificación de los más de 900 mil trabajadores que ejercen la labor de recolección en el país e incentivar así, la tecnificación del sector cafetero.

Noticia | 30 de marzo de 2022
Extender esta iniciativa a otros territorios a nivel nacional, que promueva la cualificación de los trabajadores recolectores y las oportunidades de trabajo decente, es parte de los retos que vinculan a la Mesa Sectorial y será parte del plan de trabajo del Proyecto cadenas de suministro sostenibles para reconstruir mejor.

Bogotá – La OIT, a través del proyecto Cadenas de suministro sostenibles para reconstruir mejor, acompañó el lanzamiento del programa de Certificación de Competencias Laborales el cual se llevó a cabo en la ciudad de Manizales, liderado por la Mesa Sectorial de Café coordinada por el SENA. Con este programa se espera beneficiar por primera vez a los recolectores cafeteros, fomentando la cualificación de uno de los eslabones más importantes de la cadena de suministro del café, el cual genera 2,6 billones de dólares anuales en exportaciones según el Ministerio de Agricultura, destacándose como la principal economía del sector agrícola colombiano.

La Organización Internacional del Café (ICO), estipula que Colombia es uno de los cuatro países que aporta a la producción del 65% del café mundial. Siendo la Unión Europea el comprador del 30% de la producción nacional, tal y como plantea el estudio rápido sobre trabajo decente en el sector café realizado por la OIT, lo cual lo vincula como un aliado estratégico para movilizar una producción sostenible en la cadena de suministro a nivel internacional.

Según la Federación Nacional de Cafeteros, se pudo determinar que el 96,5% de los caficultores son pequeños productores de cultivos de menos de cinco hectáreas, los cuales generan el 70% de la producción nacional. El estudio rápido de la OIT, estima que el 80% de la población se encuentra en la informalidad, sin salud, pensión y riesgos laborales, los cuales son los principales retos para materializar el trabajo decente y mejorar las condiciones de los caficultores.

Ante este escenario, la Certificación de Competencias Laborales fue exaltada en su lanzamiento como una gran oportunidad. "Esta iniciativa no sólo aporta a la competitividad y al progreso del sector cafetero, sino que da prioridad a los jóvenes para que se queden en el campo, continúen cultivando café y vean un futuro digno en el agro colombiano", así lo expresó Cynthia Mercer, directora de Desarrollo Social de la Federación Nacional de Cafeteros, institución que estará acompañando la implementación de estas certificaciones, para fortalecer la cadena de suministro de café.

A su vez, durante el evento, el SENA realizó un anuncio de vital importancia para el sector cafetero, y es la articulación de un proceso formativo. Esto significa que los trabajadores recolectores no solo podrán certificar su saber hacer, sino también acceder a programas de formación complementarios relacionados con las certificaciones promovidas en este espacio. Además, esta apuesta se orienta a que quienes obtengan su certificación y se vinculen a estos programas, queden insertos en una ruta de formación profesional para el trabajo con el SENA con posibilidad de acceder a carreras técnicas y tecnológicas.

Frente a este proceso y a la labor que se realiza desde las mesas sectoriales, William Orozco Daza, director del Sistema Nacional de Formación para el Trabajo del SENA, menciona que "en las mesas están las instancias de concertación donde el sector educativo, el sector gobierno y, especialmente, el sector productivo, nos demandan las necesidades que se requieren para formar el talento humano en Colombia, nos están diciendo permanentemente cuál es la actualidad".

Por otra parte, este proceso de certificación abre las puertas para que desde la OIT, junto con el SENA y la FNC, se pueda promover en el ámbito rural temáticas ligadas a los derechos fundamentales del trabajo y la seguridad y salud en el trabajo, con el fin de sensibilizar a los diferentes actores directos e indirectos de la cadena de suministro, sobre la importancia de mejorar las condiciones de trabajo de los caficultores.

Manuel Fernández Quilez, representante de la Unión Europea, comentó que "la certificación es un paso importante para las empresas del sector, pues ven reforzado el talento humano con personal cualificado, y eso indudablemente tendrá un efecto sobre la competitividad y productividad", lo cual adquiere especial importancia ante una cadena de suministro que produce hasta 14 millones de sacos de 60 kilos de café al año, según la Federación Nacional de Cafeteros.

Realizado el lanzamiento de esta certificación, los integrantes de la Mesa Sectorial de Café del SENA y los diferentes aliados, reafirmaron su compromiso de acompañar este proceso en el que ven una semilla capaz de sembrar trabajo decente en la ruralidad colombiana. "Es vital orientar los esfuerzos para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores, y en especial de los recolectores, garantizando que los planes de recuperación económica estén centrados en las personas, buscando promover una justicia social que le permita al sector cafetero avanzar y mejorar en la consolidación del trabajo decente", afirmó Italo Cardona, director de la OIT para los Países Andinos.