Capítulo 6 - ¿Cómo hacer cumplir el salario mínimo?

6.10 Cadenas mundiales de suministro

Si bien es cierto que los salarios y las condiciones de trabajo de numerosos trabajadores ocupados en las cadenas mundiales de suministro son a veces mejores que los ofrecidos en las empresas que abastecen el mercado interno (sobre todo en la economía informal), la persistencia de los bajos salarios y las jornadas laborales excesivas siguen siendo motivo de preocupación1. Además, en muchas empresas la remuneración de las mujeres se encuentra en el extremo inferior de la escala salarial2.

Las jornadas de trabajo excesivamente prolongadas o la frecuencia excesiva del trabajo en horas extraordinarias son aspectos importantes, ya que a menudo las jornadas rebasan el límite de 48 horas semanales establecido en los Convenios núms. 1 y 30 de la OIT. Por ejemplo, un estudio reciente de las jornadas de trabajo habituales en las fábricas de las cadenas de suministro chinas y tailandeses del subsector de los artículos de fútbol reveló que el 48 por ciento del personal de estas fábricas trabajaba más de 60 horas por semana3. Además, la falta de períodos de descanso suficientes y de vacaciones anuales pagadas también es un problema común. Por ejemplo, el estudio antes citado puso de manifiesto que el 25 por ciento de los trabajadores en las fábricas estudiadas no disponían al menos de un día libre por cada período de siete días de trabajo.

En respuesta a las demandas de los trabajadores, que piden salarios más altos y mejores condiciones de trabajo en las cadenas de suministro, algunas grandes marcas comerciales y cadenas minoristas han adoptado las prácticas de la responsabilidad social empresarial (RSE) e incluido en sus códigos de conducta la obligación de pagar "salarios dignos" o "salarios justos", lo que supone que los miembros de las cadenas de suministro pongan en práctica determinadas condiciones mínimas. Sin embargo, diversos estudios sugieren que los resultados de tales iniciativas han sido modestos4.

La disminución drástica de los precios pagados a los proveedores ha contribuido a frenar o incluso, en algunos casos, a provocar la caída de los salarios, de tal manera que los proveedores han tenido dificultades para pagar salarios más altos y, a veces, a cumplir con los salarios mínimos5. Los proveedores y, al final de la cadena, los trabajadores seguirán recibiendo una pequeña parte de los precios que pagan los consumidores. Por lo tanto, el cumplimiento de los salarios mínimos también requiere que se apliquen prácticas de compra responsable.

El recuadro siguiente describe sucintamente las actividades del Programa Better Work, de la OIT y la CFI, en los campos del seguimiento y la promoción del cumplimiento.

Programa Better Work

El programa Better Work es una iniciativa conjunta de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Corporación Financiera Internacional (CFI) que tiene por objeto prestar ayuda a las empresas para mejorar las prácticas basadas en las normas de trabajo fundamentales de la OIT y en la legislación laboral nacional, con inclusión de la legislación sobre el salario mínimo.

Con tal fin, Better Work pone un marcado énfasis en mejorar la cooperación entre los trabajadores y la dirección de las empresas, las condiciones de trabajo y el diálogo social. El fortalecimiento del respeto de las normas laborales ayuda a las empresas a satisfacer las demandas de cumplimiento de los aspectos sociales que les exigen los compradores mundiales y a mejorar las condiciones de sus trabajadores, y ayuda a las empresas a ser más competitivas gracias al aumento de su productividad y calidad.

Better Work se centra en los sectores que tienen un alto índice de utilización de mano de obra y que emplean a un gran número de trabajadores vulnerables en los países en desarrollo, tales como la agroindustria, la confección, la construcción y la industria ligera. El programa está desarrollando a la vez herramientas globales y proyectos a nivel de países.

Fuente: Programa Better Work.

1 Miller, D, y Hohenegger, K. (de próxima publicación): “Valuing labor, buying practices and the low wage question in apparel supply chains”, versión preliminar, INWORK (OIT, 2016).
2 Joint Ethical Trading Initiatives (JETIs): “Living wages in global supply chains: A new agenda for business” (Dinamarca, Noruega y Reino Unido, 2015).
3 Smyth, R., Qian, X., Neilsen, N. y Kaempfer, I.: “Working hours in supply chain Chinese and Thai factories: Evidence from the Fair Labor Association’s ‘Soccer Project’”, en British Journal of Industrial Relations, vol. 51, núm. 2, junio de 2013, páginas 382-408.
4 Locke, R.: The Promise and Limits of Private Power: Promoting labour standards in a global economy, Cambridge University Press (Nueva York, Estados Unidos, 2013).
5 Starmanns, M.: “How is value shared within global supply chains? Purchasing practices and low wages in global supply chains”. Documento de trabajo, INWORK (OIT, de próxima publicación).