Taller

El diálogo social para el desarrollo y la paz en Haití

Este artículo presenta los resultados de la formación organizada por la Organización Internacional del Trabajo con el Centro Internacional de Formación de Turín, sobre la importancia del diálogo nacional para una economía inclusiva y pacífica.

Artículo | 29 de septiembre de 2023
Participantes en el seminario sobre la promoción del diálogo social en Haití © ILO
PUERTO PRINCIPE (Haïti) - La Organización Internacional del Trabajo (OIT), en colaboración con su Centro de Formación en Turín, organizó del 26 al 28 de septiembre un taller de formación titulado "Promoción del diálogo social para la transformación económica, la Paz y la Resiliencia en Haití".

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto "Diálogo Nacional para una economía inclusiva y por la paz" con el apoyo del Fondo para la Consolidación de la Paz e implementado conjuntamente por la OIT y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El taller, que contó con la activa participación de más de cuarenta participantes (30 por ciento mujeres), fue inaugurado por el Ministro de Asuntos Sociales y del Trabajo, el Sr. Pierre Odney, quien subrayó la importancia crucial de esta formación para fortalecer las capacidades de los interlocutores tripartitos en Haití. Asimismo, destacó el papel central del diálogo social como elemento clave de la política de protección social, así como instrumento esencial para negociaciones constructivas y una buena gobernanza entre empleadores y trabajadores en lo que respecta a las condiciones laborales. El Sr. Odney reconoció la importancia del apoyo de la OIT a sus mandantes en Haití.

El coordinador de la OIT en Haití, el Sr. Ariel Pino, hizo hincapié en la importancia de dar sustancia al diálogo social, resaltando su contribución a la paz, la resiliencia, la transformación económica y la reforma de la protección social.

La formación, que fue dirigida por el Sr. Sylvain Baffi, Especialista en diálogo social del Centro Internacional de Formación de la OIT, hizo hincapié en el papel esencial del diálogo social en la agenda del trabajo decente. En este sentido, permitió a los representantes del gobierno, empleadores, trabajadores, el Alto Consejo de Transición (HCT), la sociedad civil y los socios de las Naciones Unidas comprender mejor el diálogo social como un vehículo para una buena gobernanza institucional y un elemento fundamental del nexo humanitario-desarrollo y Paz y en los procesos de reforma social y económica.

La Sra. Nieves Thomet, Especialista en paz en el Programa de Acción Prioritaria sobre el Trabajo Decente en Crisis y Postcrisis de la OIT en Ginebra, elaboró acerca de la necesidad de promover y avanzar el diálogo social como condición fundamental para la prevención de conflictos, la justicia social y la paz en contextos frágiles. Su intervención tuvo como objetivo preparar a las partes interesadas para participar activamente en los foros de diálogo nacional orquestados por el proyecto y existentes en Haití.

El taller contó con la participación de la Sra. Innocence Ntap Ndiaye, presidenta del Alto Consejo Nacional del Diálogo Social de Senegal. La Sra. Ntap Ndiaye destacó la importancia crucial de la concertación, el consenso y el diálogo en la prevención de conflictos y la gestión de los impactos sociales y económicos de las crisis. Subrayó que la representatividad sindical es un factor clave para el éxito del diálogo social, independientemente del gobierno en funciones. También subrayó la importancia de contar con instituciones fuertes y reconocidas para el diálogo social.

La experiencia del Consejo Económico y Social de Honduras también se compartió durante este taller a cargo del Sr. Jaime Escobar, secretario técnico Ejecutivo, quien enfatizó el papel esencial de la confianza en el proceso de diálogo, que se construye a través del respeto a las diferentes posiciones y el intercambio transparente de información entre los interlocutores tripartitos. El Sr. Escobar recordó que muchos consejos económicos y sociales surgen de la falta de diálogo e inversión por parte del gobierno, pero que la construcción de un diálogo eficaz es esencial para garantizar la paz social. Hizo hincapié en la importancia de dar el primer paso hacia la resolución de conflictos.

Estos ejemplos inspiradores de diálogo social y prevención de conflictos demuestran que, independientemente de la situación política o económica, el diálogo y la concertación siguen siendo herramientas poderosas para promover la paz social. Las lecciones aprendidas de las experiencias de Senegal y Honduras nos recuerdan que la institucionalidad, la confianza, el respeto mutuo y la transparencia son los pilares de cualquier proceso de diálogo exitoso.

En conclusión, la formación ha reforzado la idea de que el diálogo social no debe considerarse simplemente como un ejercicio, sino como un imperativo para garantizar la estabilidad social y económica.

También ha subrayado que cada actor, ya sea el gobierno, los sindicatos o el sector privado, desempeña un papel crucial en la promoción de la paz social. A través de estos ejemplos concretos, el taller ha ofrecido perspectivas valiosas para un futuro en el que el diálogo y la concertación estarán en el centro de la prevención de conflictos y la construcción de un futuro mejor para todos.