Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

A OIT AUNA FUERZAS CON GRUPOS INDUSTRIALES PARA COMBATIR EL TRABAJO INFANTIL

Hoy se constituyó en Sialkot, Pakistán (Provincia de Punjab), una asociación entre la Oficina Internacional del Trabajo, la Cámara de Comercio e Industria de Sialkot (SCCI) y el UNICEF con el objeto de erradicar en un plazo de 18 meses el trabajo infantil de la industria manufacturera de balones de fútbol.

Comunicado de prensa | 14 de febrero de 1997

GINEBRA (Noticias de la OIT) - Hoy se constituyó en Sialkot, Pakistán (Provincia de Punjab), una asociación entre la Oficina Internacional del Trabajo, la Cámara de Comercio e Industria de Sialkot (SCCI) y el UNICEF con el objeto de erradicar en un plazo de 18 meses el trabajo infantil de la industria manufacturera de balones de fútbol.

El Acuerdo correspondiente, firmado en Atlanta, Georgia, constituye la primera manifestación concreta de la voluntad que anima a organizaciones que representan empresas multinacionales, a sus filiales a nivel nacional y a organizaciones internacionales de concertar esfuerzos para eliminar el trabajo infantil de este sector de la producción industrial. En el distrito de Sialkot se fabrica cerca del 75 por ciento de la producción mundial de balones de fútbol cosidos a mano, que se destinan a la exportación en un mercado con ventas anuales al detalle de 1.000 millones de dólares. Un estudio reciente de la OIT indica que el número de niños ocupados en esta industria se eleva actualmente a alrededor de 7.000.

Se ha previsto que el costo del proyecto de Sialkot se eleve a cerca de 1 millón de dólares durante los próximos 24 meses, monto que será cubierto con contribuciones de por lo menos 500.000 dólares de la OIT (fondos aportados por el Gobierno de los Estados Unidos), alrededor de 360.000 dólares donados por los fabricantes locales (fondos que permitirán sufragar los costos de la supervisión independiente), 100.000 dólares del Consejo de la Industria del Balompié de los Estados Unidos (destinados a respaldar secciones del Programa de Protección Social) y 200.000 dólares del UNICEF.

La firma de este Acuerdo viene a coronar con éxito una iniciativa conjunta de la Federación Mundial de Fabricantes de Artículos Deportivos y el Consejo de la Industria del Balonpié de los Estados Unidos, que representan conjuntamente a más de 50 marcas comerciales de artículos deportivos, encaminada a terminar con el empleo de mano de obra infantil en la producción de balones de fútbol en Pakistán.

En el marco del Acuerdo se establece un programa de asistencia a los fabricantes y ensambladores de balones de fútbol con el fin de detectar a los niños que trabajan en la industria y apartarlos de la producción, ofreciéndoles la posibilidad de asistir a la escuela y otras oportunidades. El programa, de carácter voluntario, invita a los fabricantes a que se comprometan públicamente a tomar una serie de medidas destinadas a evitar el empleo de niños menores de 14 años en tareas de costura de balones, exigiendo en particular que se levante un registro de todos los contratistas, locales de costura y trabajadores empleados en tales labores (lo que supone, en el caso de estos últimos, la presentación de documentos que establezcan su edad).

El Sr. Kari Tapiola, Director General Adjunto de la OIT, se refirió en términos elogiosos al Acuerdo firmado, "importante primer paso para unir las energías de las organizaciones internacionales, los grupos industriales, los trabajadores y los gobiernos y dar la batalla contra el flagelo del trabajo infantil". Invitó a todos los signatarios a ser vigilantes y aplicar los términos del Acuerdo, e instó a otros grupos industriales a emprender iniciativas análogas.

El Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil de la OIT (IPEC) también lleva a cabo actividades en Sialkot en el marco de una iniciativa más amplia que abarca a otros sectores de actividad económica en los que se emplea mano de obra infantil, como la fabricación de instrumentos quirúrgicos, la fabricación de ladrillos, el servicio doméstico, la agricultura y otras ocupaciones peligrosas.

En el Acuerdo firmado hoy figuran disposiciones sobre el establecimiento de un sistema de vigilancia interna que se aplicará en las empresas productoras de balones de fútbol (y también en los establecimientos de los contratistas y subcontratistas). Conforme con sus disposiciones, los fabricantes también aceptan someterse a la vigilancia de una entidad autónoma. Concretamente, se establecerá un Organo Independiente de Vigilancia, que presentará informes periódicos a la Federación Mundial de Fabricantes de Artículos Deportivos, que a su vez los difundirá públicamente a los clientes y consumidores de todo el mundo.

También se constituirá un Comité de Coordinación integrado por la OIT, el UNICEF, la SCCI y la organización no gubernamental internacional Save the Children International (Reino Unido), que tendrá por cometido hacer aplicar los términos del Acuerdo, prestar asistencia técnica y publicar periódicamente informes sobre la marcha del proyecto y sus resultados.

Los fabricantes se comprometen también a trabajar en estrecha colaboración con la OIT y otras organizaciones a fin de garantizar que a los niños que sean apartados de la fuerza de trabajo se les ofrezcan oportunidades de rehabilitación, enseñanza y ayuda material, de conformidad con el Programa de Protección Social esbozado en el Acuerdo. Además de prestar asistencia práctica inmediata, el Programa se esforzará por cambiar las actitudes de la población en lo que atañe al trabajo infantil, en particular sensibilizando a las comunidades afectadas con respecto a los distintos aspectos del problema y promoviendo otras formas de generación de ingresos.