Los Niños de la Calle en Rumania

Mihai tiene 14 años y ha estado trabajando en la calle mendigando y lavando ventanas desde que tenía cinco años. Nelu tiene 13 y hace ladrillos junto a su familia. Según el nuevo Informe Mundial sobre el trabajo infantil de la Organización Internacional del Trabajo, Rumania y los países vecinos tienen el índice más alto de trabajo infantil en Europa.

Fecha de la publicación: 29 de mayo de 2006 | Tamaño o duración: 00:02:12 (3.6MB)
Si el video no aparece, instale gratuitamente RealPlayer™

Transcripción:

Cuando Mihai era un bebé, su padre mendigaba en las calles de Bucarest llevando al niño en sus brazos.

Mihai

He estado pidiendo limosna desde que tenía cinco años…en los semáforos en el cruce de las calles. A los diez años, aprendí a lavar parabrisas.

Europa del Este tiene el índice más alto de trabajo infantil en Europa. En Rumania, trabajan más de 70. 000 niños. La desintegración de la Unión Soviética y el derrumbe del comunismo dejaron pobreza y desempleo.

El trabajo infantil en Rumania está concentrado en los sectores pobremente pagados, como la agricultura y la construcción. La fabricación de ladrillos es realizada con frecuencia por miembros de la minoría gitana.

Sufren la discriminación lo que les dificulta encontrar un trabajo decente. Al mismo tiempo, existe la tradición de alentar a los niños para que se ganen la vida en lugar de estudiar. Nelu tiene 13 años.

Nelu

Casi nunca voy a la escuela. Me quedo aquí con mi madre para ayudarla con los ladrillos.

El nuevo Informe Global sobre el trabajo infantil de la Organización Internacional del Trabajo recomienda mejores leyes y el cumplimiento estricto para dar una oportunidad a los niños gitanos.

Izabella Popa, Directora de la Autoridad Nacional para la Protección de los Derechos de los Niños

El trabajo infantil afecta no sólo la salud, la educación y el desarrollo del niño sino que también afecta a la familia perpetuando la pobreza.

Las niñas son especialmente vulnerables en las calles y pueden terminar en la prostitución.

Existe el problema del tráfico de niños tanto en Rumania como en el extranjero.

El Gobierno rumano ha trabajado en forma estrecha con la OIT para introducir nuevas leyes y ratificar el convenio internacional para eliminar las peores formas de trabajo infantil.

A través de Europa Central y del Este, la OIT está dirigiendo 28 programas que han apoyado a cerca de 15.000 niños involucrados en el trabajo infantil. Es un trabajo para darles un mejor futuro pero todavía hay mucho por hacer.

Mihai

Cuando sea viejo, todavía estaré lavando parabrisas. Qué más puedo hacer si no puedo ir a la escuela?