Francia: La Alimentación en el Trabajo

Los crecientes niveles de obesidad en Francia y en otros países occidentales afectan a la productividad y la salud de los trabajadores. Sin embargo, en la fábrica Peugeot Citroen en Rennes, Francia, la reducción de los efectivos ha adquirido un significado muy diferente y más saludable. La televisión de la OIT lo explica.

Fecha de la publicación: 23 de marzo de 2006 | Tamaño o duración: 00:02:05 (3.5MB)
Si el video no aparece, instale gratuitamente RealPlayer™

Transcripción:

“¿Cómo está el jefe?”

La pasión de Francia por la comida forma parte de la cultura nacional. Pero la cocina francesa puede contener grandes cantidades de grasa y colesterol, y esto sumado al actual estilo de vida más sedentario resulta en un fuerte aumento de la obesidad en el país.

En las instalaciones de Peugeot Citroen en Rennes, Francia, la mitad de los trabajadores de la cadena de montaje tenían problemas de sobrepeso.

La fábrica decidió, pues, introducir un programa de nutrición llamado "Santal", dirigido por Sodexho, el gigante francés de servicios de comida y restauración. Un experto en dietética se reunió con 700 miembros del personal de Peugeot, entre ellos Pascal, operario de la cadena de montaje.

Pascal Guillou, Control de Calidad, Cadena de Montaje, PSA Peugeot Citroen

Tenía problemas gástricos, no me sentía bien y sabía que tenía que perder peso. Pero necesitaba ayuda. Por eso decidí seguir el programa que me propusieron aquí. Creo que no habría podido lograrlo solo.

La mala alimentación en el trabajo causa pérdidas de productividad de hasta el 20 por ciento en todo el mundo, según indica un informe reciente de la OIT.

William Salter, Consejero principal, Programa sobre las condiciones de trabajo y del empleo, OIT

Creo que los empleadores comienzan a interesarse más, aunque muy lentamente, en la cuestión de una mejor alimentación. Es un aspecto que hasta hace relativamente poco tiempo interesaba a un reducido número de empleadores, pero se está produciendo un gran cambio en ese sentido.

Pascal ve al experto en dietética una a dos veces por mes y ha perdido hasta ahora 15 kilos. Para sorpresa suya, ha vuelto a descubrir sus papilas gustativas.

Dr. Patrick Gilbert, médico jefe del Departamento de Salud, PSA Peugeot Citroen

No es nuestra intención imponer y decir a las personas lo que tienen que comer, eso depende de cada uno. Simplemente lo que queremos es recordarles las normas básicas de alimentación que suelen olvidar.

Para ayudar a sensibilizar sobre una alimentación más sana, se han puesto afiches en los comedores e instalado máquinas expendedoras y puestos de comida ambulantes que proponen alternativas más saludables. Gracias a una participación de la empresa, se ofrecen comidas más sanas al mismo precio que las que se proponen habitualmente.

En el largo plazo, Peugeot Citroen espera que la productividad vaya aumentando en la medida en que sus empleados, al gozar de una mejor salud, faltarán menos al trabajo por razones de enfermedad.

“¡Buen provecho!”