CONDICIONES DE LA INDUSTRIA MARÍTIMA

Fecha de la publicación: 20 de diciembre de 2005 |
Si el video no aparece, instale gratuitamente RealPlayer™

Más del 90 % del tonelaje comercial del mundo es transportado por una flota mercante de cerca de 50.000 navíos. Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los cambios introducidos en la financiación y administración de estos barcos han llevado a una mayor desregulación y a establecer condiciones de trabajo más flexibles para los navegantes, pero estas condiciones no siempre los favorecen. Informe de la OIT TV:

De Bucarest a Buenos Aires hay un gran trecho, pero la tripulación rumana del Masha nunca pensó que el viaje terminaría allí. Está bien entrenada y trabaja duro. También le adeudan varios meses de salario, y debe soportar abominables condiciones de vida y de trabajo. Su fe en el contrato con una industria milenaria se pone a prueba.

Edward Secuiu, navegante del Masha

Cuando firmamos el contrato, vimos el papel, Chicago, Illinois, una muy buena compañía estadounidense. Pero cuando llegamos aquí, vimos que los otros miembros tenían problemas con la compañía, así que dijimos, “Amigo, ¿cuál es el problema que hay aquí?”

El problema es una industria en transformación. Más del 90 % del tonelaje comercial del mundo es transportado por una flota mercante de cerca de 50.000 navíos. Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los cambios introducidos en la financiación y administración de estos barcos han llevado a la desregulación y a establecer condiciones más flexibles de trabajo para los navegantes, condiciones que no siempre los favorecen.

Jean Yves Legouas, especialista principal marítimo

En ocasiones, a las tripulaciones se las trata mal, y éste es el problema. Debemos ver que un navío no es sólo una masa de hierro y acero; está hecho de carne y hueso, y esta carne y hueso deben tratarse como los seres humanos.

Cuando la globalización extendió el comercio a más países, la industria naviera respondió construyendo un número mayor de barcos, pero no necesariamente mejores barcos. Esta sobreproducción y la competencia resultado de ésta, han hundido a muchos propietarios de barcos y ha dejado a muchos navegantes a la deriva, respecto a sus derechos. Pero Roberto Alarcón, de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte, aplica la Convención 147 de la OIT, la cual garantiza condiciones básicas para los navegantes de acuerdo con la legislación internacional para ayudar a la tripulación del Masha.

Roberto Alarcón, inspector de la Federación Internacional del Transporte, ITF

Tenemos que poner fin a estas situaciones. Los marineros no pueden convertirse en los esclavos del siglo XXI.

Una sensación de abandono rodea a la tripulación. Para Misha Mircea, este viaje es el desencanto final del sueño de toda una vida en el mar.

Misha Mircea, navegante del Masha

Ahora estamos en el siglo XXI. Es increíble que nos hagamos a la mar sin agua, sin ningún medio de comunicación, en ocasiones sin alimentos.