Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Conferencia de la OIT

Luchar contra un gran asesino: cómo el grupo alemán TÜV promueve la salud en, y más allá de, los lugares de trabajo

Cada año se estima que un millón de personas contraen cáncer colorectal en el mundo. En 2008, el grupo alemán TÜV, una organización del sector privado que se dedica a la inspección de normas y seguridad, lanzó una campaña de diagnosis sistemática destinada a ayudar a decenas de miles de empleados. La iniciativa fue presentada esta semana en una conferencia internacional sobre seguridad y salud ocupacional de la OIT, que se realiza en Dusseldorf.

Artículo | 4 de noviembre de 2009

DÜSSELDORF (OIT EnLínea) – En los países industrializados, cada año entre 30 y 35 personas de cada 100.000 personas son diagnosticadas con cáncer colorrectal. Esto lo convierte en uno de los tumores malignos más frecuentes, ya que representa cerca del 15 por ciento de todas las muertes relacionadas con cáncer.

El cáncer colorrectal es el segundo tipo de cáncer más frecuente en Alemania. Cada año, más de 70.000 personas contraen cáncer intestinal y alrededor de 27.000 mueren al año. Sin embargo, mientras más pronto se diagnostica la enfermedad, mayores son las posibilidades de cura.

El año pasado, TÜV SÜD Life Service GmbH, una filial de TÜV SÜD AG, con base en Múnich, lanzó una campaña para diagnosticar cáncer intestinal en pequeñas y medianas empresas de tienen entre 50 y 700 empleados. Se sabe que estas empresas cuentan con recursos y presupuestos limitados para temas de salud corporativa.

TÜV SÜD desarrolló una campaña de fácil implementación que involucró a más de 4.000 empresas y alcanzó a decenas de miles de empleados. La campaña incluyó cartas de presentación, folletos, afiches, cuestionarios e información sobre la metodología de implementación de la misma.

Además, TÜV SÜD estableció un “Centro de Información sobre salud intestinal” como primer punto de contacto para las empresas interesadas. El Centro ofrece consejos y material sobre la campaña de diagnosis en las empresas. Estas medidas hicieron posible que las empresas ofrecieran al personal campañas de promoción de la salud con poco esfuerzo y bajos costos. Esta estrategia permitió llegar a individuos que por lo general no tienen acceso a un examen de salud.

Cientos de empresas se pusieron en contacto con el centro de información, que contestó muchas preguntas sobre la metodología de la campaña y envió cientos de paquetes de información. Un total de 2.327 empleados realizaron la prueba de despistaje y enviaron los resultados al laboratorio. Si bien el 95,6 por ciento de estas pruebas fue negativo, el 4,4 por ciento lamentablemente resultó positivo. Las personas cuyas pruebas resultaron positivas tuvieron la posibilidad de discutir con el médico de la empresa, bajo total discreción, los resultados y qué opciones tenían.

“Una evaluación de la campaña demuestra la importancia del despistale del cáncer intestinal. En la actualidad, este tema cobra cada vez mayor relevancia dentro de las empresas, que comienzan a comprender que una mano de obra sana es el mayor capital es estos tiempos económicamente difíciles”, dijo Axel Stepken, Director Gerente de TÜV SÜD AG.

TÜV SÜD AG asesora a cerca de 10.000 empresas sobre temas de salud y seguridad ocupacional con el objetivo de proteger la salud y la seguridad de las personas en el lugar de trabajo, y de reducir el costo de los accidentes y las enfermedades laborales. El trabajo realizado por este organismo de inspección de normas y seguridad comenzó en enero 1866, cuando fue fundado con el objetivo de minimizar los riesgos vinculados con la tecnología.

En aquella época, una gran cantidad de explosiones en calderas a vapor habían causado varias muertes y graves daños a edificios, lo cual llevó a la creación de una asociación especializada en la inspección y vigilancia de este tipo de calderas. El predecesor del actual TÜV SÜD Grup se propuso la tarea de “proteger a las personas, el ambiente y la propiedad contra los efectos adversos de la tecnología”, un principio que continúa firme en los estatutos de TÜV SÜD AG de hoy.

La empresa siguió avanzando con el progreso tecnológico y fue incluyendo otros riesgos asociados con la electricidad, los vehículos a motor, la seguridad contra incendios y demás. En la actualidad, TÜV SÜD y sus cerca de 14.000 empleados operan a nivel global para promover la seguridad y la salud en el trabajo.

Las actividades de TÜV SÜD fueron presentadas por su Director Gerente en la Conferencia de la OIT sobre “Implementación de estándares de seguridad y salud ocupacional a nivel mundial” (Nota 1), que se realiza en Düsseldorf entre el 3 y el 6 noviembre 2009. Este año, el evento anual que convoca a cerca de 300 participantes provenientes de 60 países de todo el mundo tiene como tema central el impacto de la crisis económica mundial sobre la seguridad y la salud en el trabajo.

“Se espera que el número de accidentes, enfermedades y problemas de salud en el lugar de trabajo aumente como consecuencia del desempleo producido por la actual crisis económica”, dijo Sameera Al-Tuwaijri, Directora del Porgrama SafeWork de la OIT. “La disminución del gasto público también comprometerá la capacidad de acción de los inspectores de trabajo y de otros servicios sobre seguridad y salud en el trabajo. Las condiciones precarias de trabajo aumentarán, sumándose a los riesgos de accidentes y de enfermedades”.

Al dirigirse a la conferencia, Axel Stepken, Director Gerente de TÜV SÜD AG, y Gabriele Sommer, Director Gerente de TÜV SÜD Life Service GmbH, exhortaron a las empresas a no reducir las inversiones destinadas a la salud física y mental de su fuerza de trabajo, y a mantener lugares de trabajo seguros en estos tiempos de crisis económica.

“Ahora es más importante que nunca fortalecer la salud y la seguridad en el trabajo y garantizar la implementación exhaustiva de las normas sobre salud y seguridad ocupacional a nivel mundial, para garantizar un rendimiento sostenible y la competitividad de las empresas”, concluyó Axel Stepken. Axel Stepken también firmó la Declaración de Seúl sobre Seguridad y Salud en el Trabajo, adoptada el año pasado por cerca de 50 autoridades provenientes de todo el mundo y considerada como un nuevo e importante plan para la construcción de una cultura mundial sobre seguridad y salud en el trabajo.

La Declaración exhorta a los Gobiernos a considerar como una prioridad la ratificación del Convenio sobre el marco promocional para la seguridad y salud en el trabajo de la OIT, 2006 (núm. 187), así como la de otros importantes Convenios de la OIT sobre seguridad y salud en el trabajo, y a garantizar la implementación de sus disposiciones –incluyendo un sistema de inspección laboral fuerte y eficaz– como medio para mejorar el desempeño en temas de seguridad y salud en el trabajo.

Al destacar que el alto nivel de seguridad y salud en el trabajo va de la mano con el buen rendimiento empresarial, la Declaración hace un llamado para que los empleadores garanticen que la prevención sea parte integral de sus actividades, que establezcan sistemas de administración para mejorar la seguridad y la salud en el trabajo, y que los trabajadores sean consultados, formados, informados e involucrados en este proceso.


Nota 1 - “Implementación de estándares de seguridad y salud ocupacional a nivel mundial”, Düsseldorf, 3-6 noviembre 2009. Para mayor información, por favor visite el sitio web en http://www.ilosafetyconference2009.org/es/index.html que incluye el programa y otros materiales preparados para la iniciativa.