Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

Nuevo estudio de la OIT: Cómo puede un entorno adecuado crear empleo de calidad en las microempresas y pequeñas empresas

Artículo | 24 de marzo de 2004

GINEBRA - Los empresarios se han lamentado con frecuencia de que los trámites burocráticos puedan reprimir la iniciativa de establecer microempresas o pequeñas empresas, lo representa para la economía una pérdida de puestos de trabajo viables y de calidad. Ahora, un nuevo estudio publicado por la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) explica la manera en que las pequeñas empresas de muchos países del mundo pueden prosperar y contribuir a crear empleo y reducir la pobreza cuando se aplica un entorno reglamentario y de políticas adecuado ( Nota 1).

Para los empresarios de la mayoría de los países del mundo, el registro jurídico es un trámite engorroso, caro y que requiere mucho tiempo. El número de procedimientos necesario para poner en marcha una empresa varía, por ejemplo, de los dos que se exigen en el Canadá a los veinte estipulados en Bolivia, con una media mundial cercana a diez.

"La observancia de los reglamentos entraña costos para las microempresas y pequeñas empresas, pero también puede aportarles muchas ventajas, como un mejor acceso a los servicios financieros y una mayor cobertura de la seguridad social para sus trabajadores. La facilitación del cumplimiento de los reglamentos puede redundar en un aumento del volumen y la calidad del empleo", ha señalado Gerhard Reinecke, coautor del estudio, junto con Simon White.

"Además, no deberíamos olvidar que las políticas y los reglamentos afectan a millones de personas que trabajan en microempresas y pequeñas empresas en las que los trabajadores perciben salarios bajos, apenas tienen protección social o carecen totalmente de ella y están expuestos a condiciones de trabajo peligrosas", ha añadido el Sr. Reinecke.

Sobre la base de las investigaciones llevadas a cabo en Chile, Guinea, Pakistán, Perú, Sudáfrica, la República Unida de Tanzanía y Viet Nam, en el estudio se describen los principios fundamentales para llevar a cabo una reforma que permita crear más y mejores puestos de trabajo para hombres y mujeres en las microempresas y pequeñas empresas.

En esos siete países, la mayoría del empleo no agrícola corresponde a las microempresas y pequeñas empresas representa, y, en seis de ellos, ese porcentaje aumentó durante el decenio de 1990. Según el estudio, las microempresas y pequeñas empresas son las que ofrecen el mayor número de puestos de trabajo, pero, en muchos casos, los puestos creados en esas empresas simplemente sustituyen a los que han desaparecido en otros lugares, por ejemplo, como consecuencia de recortes de personal en grandes empresas o en el sector público.

Muchos gobiernos de países en desarrollo han puesto en marcha actividades para apoyar a las microempresas y pequeñas empresas. En Viet Nam, la ley empresarial adoptada en 2000 redujo el tiempo necesario para registrar un negocio de 99 a 17 días, y el costo medio del proceso pasó de 660 a 30 dólares de los Estados Unidos. Aunque cada año se registraban cerca de 5.000 empresas con arreglo a la ley anterior, esa cifra ha aumentado a unas 15.000 al año desde 2000.

El cumplimiento de la legislación laboral suele plantear dificultades en las microempresas y pequeñas empresas porque los empresarios no siempre conocen sus obligaciones jurídicas. Según el estudio, la adopción de métodos innovadores de supervisión de la aplicación puede contribuir a solucionar ese problema. En el documento se menciona la reforma de la ley laboral llevada a cabo en Chile, en virtud de la cual las microempresas con un máximo de nueve empleados a las que se declare culpables de infringir dicha ley podrán solicitar la condonación del pago de la multa a cambio de aplicar un programa de formación obligatoria.

"Las conclusiones expuestas en el libro pueden aplicarse a otros países, aparte de los del estudio", ha dicho Gerhard Reinecke. "Además de lograr una mayor comunicación y transparencia en las políticas de las pequeñas empresas, es preciso contar con leyes comerciales, impuestos y reglamentos laborales justos y que pongan a las microempresas y pequeñas empresas en situación de igualdad con respecto a las grandes empresas".

La metodología empleada en el estudio, que ha sido adaptada por la OIT, se está utilizando en varios países para apoyar las actividades encaminadas a mejorar el entorno reglamentario y de políticas de las microempresas y pequeñas empresas.


Nota 1 - Gerhard Reinecke y Simon White: Policies for small enterprises - Creating the right environment for good jobs, OIT, Ginebra, 2004.