Responsabilidad y transparencia

  • Director General de la OIT

    La OIT está plenamente comprometida con la transparencia y la rendición de cuentas en nuestras relaciones con los asociados para el desarrollo, los gobiernos, las organizaciones de empleadores y de trabajadores y el público en general.

    Guy Ryder, Director General de la OIT
Los datos financieros y en materia de resultados fiables y actualizados periódicamente son un componente esencial de la información, el seguimiento, la presentación de informes y la evaluación de los progresos hacia el logro del trabajo decente para todos y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Como organización orientada hacia los resultados, la OIT utiliza datos abiertos para compartir el progreso en materia de desempeño con sus mandantes, socios y el público en general. La OIT considera que la transparencia es parte del proceso más amplio de gobernanza informada y aprendizaje organizacional. La transparencia convierte a la OIT en un socio fiable y garantiza su rendición de cuentas.

Mejorar la transparencia significa:

  • establecer una base empírica para los resultados obtenidos;
  • proporcionar información sobre cómo, dónde y para qué la OIT utiliza sus recursos;
  • garantizar un uso óptimo de los recursos;
  • mejorar la coordinación entre los que reciben y los que contribuyen al apoyo de la OIT y aumentar la coherencia en el sistema multilateral;
  • poner en práctica principios internacionalmente reconocidos para una cooperación eficaz al desarrollo.
Por esta razón, la OIT se ha embarcado en un camino de transparencia para mejorar la exhaustividad, la calidad y la frecuencia de sus publicaciones de datos financieros y de resultados. Esto incluye la aplicación de los estándares de datos establecidos por las Naciones Unidas para la presentación de informes de datos financieros y el trabajo con la Iniciativa Internacional para la Transparencia de la Ayuda (IATI), y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos/Comité de Asistencia para el Desarrollo.

Sobre la base de un plan de acción en varias fases, la OIT también está estudiando cómo puede mejorar sus propios sistemas y abordar cualquier laguna en su capacidad actual para recopilar, gestionar y publicar datos financieros y en materia de resultados.

La OIT tiene el firme compromiso de prevenir fraude y otras prácticas proscritas, y promover activamente una cultura de lucha contra el fraude entre funcionarios, colaboradores externos, beneficiarios de subvenciones, entidades asociadas en la ejecución y proveedores. La OIT aplica una política de tolerancia cero con las prácticas proscritas. Los procesos de la Oficina para denunciar diferentes tipos de prácticas proscritas y la subsiguiente investigación, revisión/recomendación, decisión y sanción (en su caso) se muestran en el diagrama de flujo siguiente:
Los esfuerzos de la OIT para la mejora continua se basan en una larga historia de apertura, transparencia y rendición de cuentas en todas las operaciones de la OIT, que incluye: