Analizan situación del empleo y la pobreza rural en América Latina

La actividad tuvo lugar en Costa Rica, durante los días 6 y 7 de setiembre, se basó en el estudio "Políticas de mercado de trabajo y pobreza rural: un análisis comparado".

Noticia | 10 de septiembre de 2012
Analizar las políticas de mercado de trabajo que pueden ayudar a combatir la pobreza rural en América Latina, fue el objetivo del seminario impulsado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La actividad, que tuvo lugar en Costa Rica los días 6 y 7 de setiembre de 2012, se desarrolló sobre la base del estudio "Políticas de mercado de trabajo y pobreza rural: un análisis comparado".

Durante el seminario se abordó la relación entre la pobreza y la población rural, que, según el estudio referido, bajó solo de 60% en 1980 a 53% en 2010, pese al aumento de las agroexportaciones, del auge agrícola y del crecimiento económico registrado por América Latina durante ese período, especialmente la última década.

“En algunos países de Centroamérica la pobreza supera el 50% y esto se agrava en las zonas rurales donde puede llegar a superar el 70%. Una de las prioridades de la FAO es fortalecer capacidades para la resiliencia alimentaria y superar las condiciones de vulnerabilidad”, comentó Deep Ford, Representante Subregional de la FAO para Centroamérica.

Según argumentó Ford, una de estas condiciones son las grandes inequidades del mercado de trabajo rural y la incertidumbre de los precios agrícolas, agravada no sólo por la situación cambiante del mercado global sino por la falta de políticas públicas nacionales para hacer frente a esas influencias externas.

En el estudio realizado por FAO, OIT y CEPAL se destaca que la región debe reforzar la institucionalidad y las políticas públicas, de manera que contribuyan al mejor funcionamiento del mercado de trabajo rural para que el empleo sea una vía efectiva de reducción de la pobreza.

“Uno de los mayores retos de los que trabajan en el campo es el acceso a la formalidad, en la que se respeten derechos como el pago del salario mínimo y permita la participación en la seguridad social”, agregó Virgilio Levaggi, Director del Equipo de Trabajo Decente de la Oficina de la OIT para América Central, Haití, Panamá y República Dominicana.

La presentación del director del estudio, Emilio Klein, destacó la metodología adoptada para el encuentro: escuchar a actores sociales, trabajadores y empleadores, así como a parlamentarios y funcionarios públicos asistentes con el fin de recoger sugerencias que fomenten los cambios que necesitan los mercados laborales rurales de América Central para que sean espacios de combate de la pobreza y no de generación de ésta.

La ceremonia de apertura de la actividad estuvo a cargo de Gloria Abrahams, Ministra de Agricultura y Ganadería de Costa Rica; Juan Manuel Cordero, Viceministro de Trabajo de Costa Rica; Deep Ford, Representante Subregional de la FAO para Centroamérica; José Emilio Suadi, Representante de la FAO en Costa Rica; Fernando Soto, representante de la FAO en Chile y Virgilio Levaggi Director Subregional de OIT.

Esta actividad fue pensada como un espacio de diálogo tripartito, con la participación también de representantes del poder legislativo. El propósito fue discutir de forma tripartita las recomendaciones para mejorar y fortalecer las políticas públicas y privadas que contribuyan a un mejor funcionamiento del mercado laboral rural, y por ende a reducir la pobreza rural.

Se ha cumplido con éxito los objetivos de este evento tripartito. La visión de los actores quedó expresada en los grupos de trabajo y en la presentación en plenaria. Los actores del mundo del trabajo llevaron de este seminario importantes insumos para poder construir una agenda sobre el tema en perspectiva, en cada uno de sus países, bajo el liderazgo del sector gubernamental y la participación y apoyo del sector privado y las organizaciones sindicales.


Un estudio pionero
El estudio "Políticas de mercado de trabajo y pobreza rural: un análisis comparado", que sirvió de base para el seminario, analizó el vínculo entre el mercado de trabajo y la pobreza rural en América Latina y el Caribe por medio de doce estudios de caso que fueron presentados en dos Tomos. El primero incluyó los casos de Brasil, Costa Rica, Chile, El Salvador y Perú; y el segundo abarcó Argentina, Bolivia, Guatemala, Honduras, México, Paraguay y Uruguay.

La hipótesis central, confirmada en la investigación, es que las características del mercado de trabajo en las áreas rurales explican, en parte, las condiciones de pobreza de la población que vive y se emplea allí. Estas características se relacionan con debilidades en el diseño y funcionamiento de las instituciones del mercado de trabajo, como por ejemplo la ausencia o incumplimiento del salario mínimo, la protección social, la sindicalización y las formas de contratación de la mano de obra, entre otras.El estudio también señala una serie de problemas que contribuyen a reproducir la pobreza de los trabajadores rurales, entre los que se encuentran el trabajo infantil y la discriminación hacia las mujeres. También influyen procesos como las migraciones internas e internacionales y los mecanismos de certificación laboral de productos.


Las conclusiones y recomendaciones de los estudios de caso, fuertemente orientadas hacia las políticas laborales, han sido enriquecidas por las discusiones sostenidas en reuniones, convocadas por la OIT y la FAO, realizadas en cada uno de los países involucrados con representantes de los Ministerios de Agricultura, del Trabajo y de empleadores y trabajadores rurales.


Más información sobre el estudio:

Políticas de Mercado y Pobreza Rural en América Latina  (TOMO 1 y TOMO2)