Presentan diagnóstico sobre empleo productivo en Costa Rica

Se presentó el informe preliminar del “Diagnóstico del empleo productivo a partir de las metas de pobreza en Costa Rica: 2001-2020”.

Noticia | 4 de septiembre de 2012
 El pasado 29 de agosto, se presentó el informe preliminar del “Diagnóstico del empleo productivo a partir de las metas de pobreza en Costa Rica: 2001-2020”, durante un taller realizado en las instalaciones de la OIT en San José, Costa Rica.

La actividad fue inaugurada por Leonardo Ferreira, Director Adjunto del Equipo de Trabajo Decente y Oficina de Países de la OIT para América Central, Haití, Panamá y República Dominicana; y contó con la presencia de Lilliana Rojas, representante del proyecto Fortalecimiento del Observatorio Laboral de Centroamérica y República Dominicana (OLACD), ejecutado por OIT y financiado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social de España.

El diagnóstico se realizó en el marco del Proyecto OLACD y el informe preliminar fue presentado por Mauricio Dierckxsens, Especialista de Política Económica e Instituciones del Mercado de Trabajo de la OIT, quien hizo referencia al comportamiento de la pobreza, la producción y el empleo en el período 2001-2009; así como a las relaciones que se generan entre éstos.

Lo anterior, permitió analizar el comportamiento de la economía del país y esbozar potenciales escenarios para un futuro cercano (2010-2015 y 2015-2020).

Dierckxsens también describió las principales metas estatales en materia de reducción de la pobreza y generación de empleo, con el objetivo de compararlas con los diferentes escenarios económicos a futuro. Mediante este ejercicio se busca entender la naturaleza de las deficiencias en el empleo productivo, así como las restricciones específicas, los retos y oportunidades para incrementarlo a través del crecimiento inclusivo e intensivo en el empleo; además de servir de base para el diálogo social, priorización y diseño de políticas.
Al final de la presentación se realizó un taller en el que participaron representantes del sector académico, gubernamental, empleador y de los trabajadores, quienes aportaron sus recomendaciones al informe.

Los participantes expresaron claramente la importancia de que la OIT realice este tipo de análisis y coincidieron en que no se trata de la presentación final de un trabajo concluido, sino el inicio de un proceso conjunto, y este mensaje quedó muy claro a todos los y las participantes del taller.