Computadores para Educar y OIT: continúan con la retoma exitosa de equipos en desuso

El proceso reafirma su compromiso con la educación, la tecnología y el medio ambiente, demostrando acciones con impacto positivo en la sociedad y el entorno natural.

Noticia | 6 de diciembre de 2023

El pasado 15 de noviembre, en las instalaciones de la institución educativa Alberto Lleras Camargo de la ciudad de Villavicencio, se llevó a cabo la retoma oficial de 1 400 equipos tecnológicos en desuso, por parte del programa Computadores para Educar. Esta iniciativa ha tenido como objetivo brindar una disposición adecuada a estos dispositivos y contribuir al cuidado del medio ambiente. El evento contó con la participación de varios rectores de planteles educativos y destacadas autoridades locales. Entre ellos, Nadia Rodríguez, de la Secretaría de Educación del municipio de Villavicencio y Andrey Sánchez, delegado del secretario de MinTIC.

Además, el jefe de Sostenibilidad Ambiental de Computadores para Educar, Jorge Cotes Martínez, estuvo presente para enfatizar sobre la importancia de esta labor y señaló que los computadores en desuso recibidos no terminan en la basura. En cambio,

que los computadores en desuso recibidos no terminan en la basura. En cambio, surten un proceso de aprovechamiento de sus partes, y los residuos restantes se gestionan de acuerdo con las normas ambientales vigentes en Colombia. Este proceso se lleva a cabo en el Centro Nacional de Aprovechamiento de Residuos Electrónicos (Cenare), ubicado en la zona industrial de Montevideo, en Bogotá. Así, no solo se evita la contaminación, sino que también se promueve la economía circular.

Jorge Cotes Martínez, jefe de Sostenibilidad Ambiental de Computadores para Educar

Como parte de su compromiso con la sostenibilidad, Computadores para Educar entregó cuatro puntos ecológicos que permitirán clasificar adecuadamente los residuos generados de manera permanente en la entidad territorial. Además, se otorgó una placa de reconocimiento a la secretaría del municipio por su destacada gestión en la retoma de equipos obsoletos. Para cerrar con broche de oro, un grupo de niños con discapacidad visual tocó distintos instrumentos musicales, momento que exaltó las capacidades excepcionales de los invitados al cierre.