El tema del tiempo de trabajo ha ocupado un lugar central en la labor de la OIT desde su creación, cuando adoptó la primera de muchas normas internacionales del trabajo, el Convenio sobre las horas de trabajo (industria), 1919 (núm. 1). Algunos de los principales retos en este ámbito siguen siendo los que han sido importantes desde los albores de la era industrial. continuación