El gobierno inicia campaña internacional para denunciar servidumbre de los Guaraníes

El gobierno boliviano anunció este jueves que denunciará ante la Organización de las Naciones Unidas las condiciones de servidumbre a las que están sometidas unas 800 familias guaraníes en 197 haciendas del Chaco boliviano.

Noticia | 10 de abril de 2008

En una conferencia de prensa la Ministra de Justicia Celima Torrico y el de Trabajo Walter Delgadillo, denunciaron las condiciones de servidumbre en las que se hallan las familias de indígenas guaraníes.

La Ministra de Justicia Celima Torrico dijo que lamentablemente hoy, en pleno siglo XXI, algunos pequeños grupos de poder todavía defienden la existencia de relaciones de trabajo de servidumbre y fomentan el racismo y el odio al indígena.

Aseguró que se está vulnerando flagrantemente la Declaración Universal de los Derechos Humanos, además de desconocer la Convención Internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación.

“De acuerdo a principios internacionales y nacionales de derechos humanos, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Estado boliviano no puede mantener ni justificar de ninguna manera la existencia de relaciones de servidumbre, ‘empatronamiento’, y trabajo forzoso de pueblos indígenas en nuestro país” afirmó la Ministra Torrico.

“Nosotros en esta gestión de gobierno estamos decididos a trabajar para encontrar una justicia social, ese equilibrio, esa reciprocidad que todos los bolivianos y bolivianas necesitamos” añadió.

Por su parte el Ministro de Trabajo Walter Delgadillo, aseguró que hay una demanda internacional para liquidar la esclavitud y que el gobierno boliviano tiene que responder en consecuencia y además aplicar en nuestro país un plan integral cuyo primer paso, y el más importante, es el saneamiento de tierras enmarcado dentro de lo que mandan las leyes bolivianas.

Delgadillo dijo que este es el escenario en el que se presenta el conflicto en el Chaco boliviano, donde un grupo de hacendados encabezados por un ciudadano estadounidense rechazaron violentamente la presencia de las brigadas del INRA y del personal del Viceministerio de Tierras que pretenden iniciar el trabajo de saneamiento de tierras en esa región.

El Ministro Delgadillo dijo que hay algunos sectores ganaderos que con velados motivos intentan evitar el cumplimiento de la ley. “Le queremos decir al país que el gobierno cumplirá rigurosamente con la ley, pero además cumplirá rigurosamente con la justicia y con la demanda de las comunidades guaraníes, porque es el compromiso del gobierno del presidente Morales eliminar esta formas indignas de trabajo”, agregó.