Documento de Trabajo de la OIT 101

¿Una tarea inconclusa? Armonizar la directiva relativa al trabajo en plataformas con el acervo social de la Unión Europa e internacional

Este documento pretende analizar las principales dimensiones normativas emergentes del trabajo en plataformas. Contextualiza los retos asociados con el trabajo en plataformas como una expresión de las características consolidadas que, en los últimos decenios, han venido transformando el mercado de trabajo: la falta de normalización y la desregulación de las relaciones de trabajo.

Además de ejercer presión sobre los modelos internacionales, regionales y nacionales de clasificación de la situación laboral, las plataformas de trabajo digitales están impulsando nuevas estrategias y enfoques en términos de gestión algorítmica, vigilancia digital, trabajo a distancia y subcontratación transfronteriza, que están adoptándose cada vez más en los sectores más convencionales de la economía. Así pues, la evolución de la economía de plataformas es crucial al proporcionar una “prueba de resistencia” para la resiliencia de las normas del trabajo existentes, y al realizar una aportación útil en términos de las reformas necesarias para garantizar su adecuación, la representación del interés colectivo, y los aspectos de la movilización considerados por los mercados de trabajo que evolucionan rápidamente.

Este documento pretende analizar las principales dimensiones normativas emergentes del trabajo en plataformas. Contextualiza los retos asociados con el trabajo en plataformas como una expresión de las características consolidadas que, en los últimos decenios, han venido transformando el mercado de trabajo: la falta de normalización y la desregulación de las relaciones de trabajo. A continuación, examina la definición del ámbito de aplicación personal como un reto clave al que se enfrentan prácticamente todos los intentos de regular el trabajo en plataformas. Lo hace explorando principalmente las funciones y operaciones de un dispositivo jurídico conocido como “presunción de empleo”, que está siendo considerado actualmente por la propuesta
de directiva de la Unión Europea (UE) relativa al trabajo en plataformas como una herramienta clave para abordar las complejas cuestiones sobre la clasificación de la situación laboral que se plantean en torno a la economía de plataformas desde su aparición.