Esta historia fue escrita por la Sala de Noticias de la OIT. Para ver las declaraciones y discursos oficiales de la OIT, por favor visite nuestra sección "Declaraciones y Discursos".

LA ECONOMIA AL SERVICIO DEL HOMBRE

GINEBRA (Noticias de la OIT) - "Para lograr que la mundialización aporte beneficios para todos (...) es preciso poner la economía al servicio del ser humano y no al ser humano al servicio de la economía", declaró el presidente Jacques Chirac en una alocución pronunciada hoy ante los delegados asistentes a la 83a. reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, celebrada en Ginebra.

Comunicado de prensa | 11 de junio de 1996

GINEBRA (Noticias de la OIT) - "Para lograr que la mundialización aporte beneficios para todos (...) es preciso poner la economía al servicio del ser humano y no al ser humano al servicio de la economía", declaró el presidente Jacques Chirac en una alocución pronunciada hoy ante los delegados asistentes a la 83a. reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, celebrada en Ginebra.

Invitado de honor de la reunión de este año, el presidente de la República Francesa dirigió la palabra a las delegaciones de los 173 Estados Miembros de la Organización Internacional del Trabajo durante una sesión especial de la Conferencia, que se está desarrollando en el Palacio de las Naciones.

"La Organización Internacional del Trabajo tiene hoy setenta y siete años. La labor desplegada por la OIT, más que ninguna otra institución multilateral, se caracteriza por la duración y la continuidad."

(...) "Frente a los totalitarismos, la OIT ha sido como una de esas pequeñas llamas que iluminan las tinieblas y que los peores vientos no llegan a apagar. La Organización ha actuado como garante de un determinado concepto de humanidad, de la libertad y de la perennidad de las normas sociales por ella elaboradas."

(...) "Francia (...) está convencida de que, en un mundo en evolución, en rápida transformación, a la Organización Internacional del Trabajo corresponde desempeñar, hoy más que nunca, una función esencial."

(...) "La mundialización no se hace sin desacuerdos ni dificultades. En los países industrializados, este proceso exige que se efectúen reestructuraciones rápidas y por lo tanto dolorosas, cuyas consecuencias agravan la situación del empleo. En los países más pobres, puede agudizar las desigualdades, aumentando así el riesgo de marginación de ciertas regiones del mundo."

"Necesitamos controlar mejor el proceso de mundialización."

(...) "Primeramente, tenemos que reunir las condiciones propicias para un crecimiento sostenido y generador de empleos, y aprovechar al máximo las posibilidades que nos brindan las nuevas tecnologías, en especial en el ámbito de la información." (...) "También tenemos que fomentar las actividades de servicio y definir nuevas modalidades de organización del trabajo, que satisfagan tanto las necesidades de las empresas como las aspiraciones de los trabajadores."

"Sobre todo, tenemos que invertir en las personas, para que cada trabajador pueda acceder a la formación profesional a lo largo de su vida."

(...) "La noción de "empleo para toda la vida" ha de ser sustituida por la de "empleabilidad". Este vocablo todavía no acuñado designa en realidad una nueva organización de la sociedad, que los gobiernos, los empleadores y los sindicatos deben idear con miras a que todos los trabajadores, durante su vida activa, puedan pasar de un empleo a otro, recibiendo una formación apropiada y conservando su protección social."

"Pero también tenemos que prevenir y combatir la exclusión de los trabajadores menos calificados: disminuyendo, en los casos en que son excesivas, las cargas que gravan el trabajo no calificado; aplicando políticas activas de reincorporación en la vida activa de las personas más vulnerables, y adaptando nuestros regímenes tributarios y sociales para que dicho retorno al empleo se traduzca en un aumento efectivo de sus ingresos."

"Para que la modernización dé buenos resultados, unos y otros debemos permanecer fieles a los respectivos modelos culturales que hemos heredado de la historia y de la idea de humanidad que nos hemos forjado. Tal es el motivo de mi profunda adhesión al modelo social europeo, sustentado en la protección social contra las vicisitudes de la existencia, en una tradición de diálogo social y de negociación colectiva y en el reconocimiento del cometido que incumbe al Estado, en su calidad de custodio y garante de la cohesión nacional."

(...) Pero tenemos que pensar también, y ante todo, en los países más pobres." (...) "Al no tener acceso ni a los capitales ni a los mercados, los países más desfavorecidos corren peligro de quedar marginados."

(...) "He querido que la ayuda al desarrollo sea uno de los principales temas que trate la Cumbre del Grupo de los Siete, reunión que acogeremos en Lyon dentro de unos días."

"Debemos aspirar a mantener un nivel suficiente de ayuda pública, y a potenciar la eficacia de ésta reformando las instituciones internacionales que se ocupan del desarrollo. Pero esta nueva asociación requiere asimismo que los países en desarrollo pongan en práctica políticas adecuadas."

"Para lograr que la mundialización aporte beneficios para todos, en los países industrializados como en los países en transición; en los países emergentes como en los países más desfavorecidos, es preciso poner la economía al servicio del ser humano y no al ser humano al servicio de la economía".

(...) "La Cumbre sobre Desarrollo Social, celebrada en Copenhague, puso de relieve el papel y las competencias de la OIT. En esa oportunidad, se invitó a todos los Estados a ratificar y aplicar las normas fundamentales elaboradas por la Organización, y se encargó a ésta la puesta en práctica del Programa de Acción definido por la Cumbre en los campos del empleo y del desarrollo social."

"Convencido del importante papel que ha de desempeñar la OIT en relación con la vertiente social del fenómeno de la mundialización, me preocupé de que, al igual que la OCDE, la OIT participase plenamente en la preparación y las actividades de seguimiento de la Conferencia del G7 sobre el empleo, que se celebró en Lille."

(...) "¿Cómo podríamos no evocar entre estas nuevas esferas de acción la dimensión social del comercio internacional? La OIT puede estar orgullosa de ser la primera tribuna mundial en la que se ha celebrado un debate constructivo sobre la cuestión, no obstante la hostilidad de algunos, las esperanzas quizá excesivas de otros, y los temores de muchos."

(...) "¿Cabe aceptar, en el enorme mercado mundial, que se cometan graves infracciones contra las normas fundamentales de la democracia social? ¿Podemos tolerar que subsistan formas más o menos disimuladas de esclavitud de personas adultas, o lo que es aun peor, de esclavitud infantil?"

(...) "La liberalización del comercio, el incremento del empleo y el respeto de un cierto número de normas universales que garantizan la dignidad humana son factores que no es posible disociar."

"Estos derechos básicos son conocidos, están inscritos en diversos convenios de la OIT y la Cumbre de Copenhague recordó que era necesario respetarlos. Se trata de la libertad sindical, de la libertad de negociación colectiva, de la abolición del trabajo forzoso y de la prohibición del trabajo infantil."

(...) "Francia desea que se busquen una articulación y un vínculo entre, por una parte, el respeto de la dimensión social plasmada en las normas fundamentales que acabo de citar y, por otra parte, la liberalización del comercio internacional."

"Personalmente, deseo que esta materia figure en el orden del día de la Conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio, que se celebrará en Singapur."

(...) "Si queremos superar la contradicción que hoy existe entre lo económico y lo social, y si queremos volver a centrar en el ser humano el desarrollo de nuestras sociedades, tenemos que apoyarnos en la Organización Internacional del Trabajo y, en primer lugar, prestarle todo nuestro apoyo."

"En el porvenir, al igual que lo ha hecho hasta hoy, Francia estará junto a la OIT."