Clima y soluciones de trabajo decente

Empleos verdes en Albania: “Tenemos que aprender de los errores del pasado”

Cuando los líderes del mundo se reúnen en París para hacer progresar el programa de trabajo decente y la agenda sobre el clima, un proyecto de la OIT ha permitido crear los empleos que los jóvenes albaneses tanto necesitan y a la vez limpiar los lagos contaminados y rehabilitar terrenos agrícolas degradados.

Reportaje | 9 de diciembre de 2015
El desempleo juvenil es alto en Albania. 34,2 por ciento de los hombres y mujeres entre 15 y 29 años no tienen trabajo. La falta de oportunidades y servicios de empleo empujan a numerosos jóvenes albaneses a trabajar en la economía informal o a migrar en busca de nuevos horizontes.

“Múltiples factores impiden que los jóvenes utilicen su pleno potencial. Visto desde la pespectiva del mercado laborale, carecen de formación profesional, de experiencia y, a veces, no saben tomar las decisiones educativas compatibles con las necesidades del mercado laboral”, explicó Teuta Zejno, coordinadora nacional del proyecto Respuestas locales al problema del empleo juvenil (LLRYEC en inglés) de la OIT.

Removiendo las redes de pesca abandonadas en el lago Shkodra
Lanzado por la OIT y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 2012, LLRYEC ha ofrecido a los jóvenes oportunidades de formación técnica y profesional que se ajustan a las necesidades actuales del mercado laboral. La formación con frecuencia incluye componentes relacionados con la sostenibilidad y la rehabilitación del medio ambiente, abordando así simultáneamente los problemas relacionados con el ambiente y con el empleo.

Pesca sostenible y limpieza del Lago Shkodra

El proyecto LLRYEC se concentró en tres regiones de Albania donde las tasas de desempleo juvenil y de empleo informal son más altas: Lezha, Kukes y Shkodra.

El lago Shkodra, ubicado entre Albania y Montenegro, es el más grande de los Balcanes. Alberga más de 200 especies de pájaros, algunas de las cuales raras y en extinción, y 34 especies de peces, 7 de las cuales son endémicas al lago. Una importante área de descanso y de invernada de las aves acuáticas y los pájaros migratorios, el lago Shkodra es una sitio de conservación de ambientes húmedos Ramsar.

Durante muchas generaciones, la pesca en el lago Shkodra fue una actividad de subsistencia tradicional para las habitantes del lugar. Hoy día, los aparejos de pesca abandonados, perdidos o descartados (ALDFG en inglés) contaminan el lago, atrapan, enredan y algunas veces matan peces y animales marinos. Estos materiales representan además un peligro para la navegación y los barcos de pesca. Junto a la pesca ilegal o irregular, la contaminación de ALDFG ha comprometido las poblaciones de peces del lago. No hace falta decir que esto tiene importantes repercusiones socieconómicas sobre los medios de subsistencia de los pescadores profesionales quienes no pueden seguir manteniéndose a sí mismos y a sus familias.

Los aparejos de pesca fueron abandonados.
El proyecto LLRYEC en la provincia de Shkodra proporcionó formación profesional a los jóvenes locales que deseaban trabajar en la industria pesquera del lago Shkodra. Los participantes aprendieron métodos de pesca sostenible y a restablecer la integridad del lago Shkodra a través de la remoción de los ALDFG y otros desechos. “Sensibilizar a los jóvenes sobre la importancia de proteger el medio ambiente y promover el equilibrio del ecosistema puede preparar el terreno a un desarrollo más sostenible”, declaró Teuta Zejno

Fueron seleccionados 60 jóvenes entre 18 y 29 años para participar en la formación LLRYEC, la cual incluyó cursos teóricos dedicados a las herramientas y a los métodos de pesca, a las dimensiones biológicas y ecológicas y a evitar pescar durante el período de reproducción.

Como parte de la formación, los participantes y los miembros de la “Organización local de gestión de la pesca” pasaron 50 días removiendo los aparejos de pesca abandonados, perdidos o descartados y otros desechos en una superficie total de 129 km2. Actualmente, el lago está visiblemente más limpio y más seguro para los barcos de pesca.

Tras su participación en las actividades LLRYEC, 41 jóvenes inscribieron sus empresas en el Centro Nacional de Registro. Ellos ahora están comprometidos a aplicar las prácticas sostenibles que han aprendido.

“Debemos aprender de los errores del pasado. Si los evitamos y actuamos para proteger el lago, esto seguramente beneficiará a las generaciones futuras que se ganarán la vida en este sector”, explicó Erjon Brojaj, 28 años, beneficiario del programa LLRYEC.

Gracias al proyecto LLRYEC, un total de 340 jóvenes, incluyendo 20 con discapacidad, adquirieron nuevas competencias a través de programas de formación sobre el terreno implementados en colaboración con el Servio de empleo nacional. Más del 75 por ciento de ellos encontraron trabajo sucesivamente.

Erjon Broja, beneficiario del programa
El proyecto LLRYEC se basó en el trabajo realizado por el Programa conjunto sobre la juventud, el empleo y la migración (YEM, 2008-2012), el cual fue implementado conjuntamente por la OIT, la OIM, el UNICEF y el PNUD. YEM actuó a nivel de país para integrar el empleo juvenil en las políticas nacionales y fortalecer las capacidades de los responsables políticos y de las instituciones del mercado laboral para poner en práctica políticas de empleo juvenil a través de la formación y el aprendizaje en el trabajo.

Seguir adelante

La estrategia nacional de empleo y de competencias de Albania para 2014-2020 define claramente un marco político que incluye el fortalecimiento continuo de las políticas y los servicios del mercado laboral, nuevas oficinas de empleo, y la reforma del sistema de enseñanza y formación técnica y profesional (EFTP). La idea es hacer corresponder las oportunidades de formación con las necesidades actuales de los empleadores.

La primera nueva oficina de empleo opera actualmente en Tirana, la capital de Albania. De enero a julio 2014, 6.344 personas encontraron trabajo por medio de estas oficinas, y a lo largo del año académico 2014-15, el número de estudiantes inscritos en la educación profesional y en los programas de formación aumentó de 40 por ciento.

Vivir de las castañas

Las actividades de LLRYEC también abarcaron otros sectores económicos. En Kukes, se concentraron en la creación de empleos en la producción de castañas. Las castañas son una importante fuente de ingresos en la región y la población local afirma que “las castañas son su sustento”. También tienen un significado cultural: hay leyendas sobre el ejército del rey Gentio de Iliria que sobrevivió comiendo castañas.

Los bosques de castaños de la región sufrían de enfermedades y negligencia. Los jóvenes locales estaban muy mal informados sobre cómo cuidar y proteger los bosques de castaños o sacar provecho de las castañas que producían. Abandonando este capital verde, muchos optaban por migrar a las zonas urbanas, donde enfrentan dificultades para entrar al mercado laboral.

LLRYEC permitió que los jóvenes adquirieran competencias sobre el cultivo y la explotación de los castaños. Los jóvenes recibieron competencias sobre la gestión sostenible de los bosques, proporcionándoles los conocimientos y las competencias para gerenciar eficazmente y valorizar este valioso recurso. Después de la formación, siete participantes crearon una cooperativa para gestionar un bosque de castaños de 350 hectáreas.

El bosque, antes abandonado, ahora es visto como un activo comercial de valor. Los bosques actúan como un “sumidero” de carbono, absorbiendo en la atmósfera los gases invernadero que están causando el cambio climático. La protección de los bosques desempeña por lo tanto un papel significativo en la protección de clima.