Calificaciones

Se buscan trabajadores locales para la industria del petróleo y el gas

La industria del petróleo y el gas enfrenta una escasez de trabajadores calificados. Esta podría ser una oportunidad para que los países productores de petróleo y gas intensificaran la participación de la mano de obra local.

Analísis | 13 de diciembre de 2012

GINEBRA (Noticias de la OIT) – La demanda mundial de petróleo bruto y de gas natural ha aumentado en los últimos años, dando origen a un incremento en las inversiones y, como consecuencia, a carencias cada vez mayores de trabajadores calificados.

La demanda mundial de energía aumentará de 35 por ciento entre 2010 y 2035, de acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Nuevos yacimientos de petróleo y de gas permitirán satisfacer la demanda futura de energía, pero la industria podría no encontrar los trabajadores que necesrita para explotar nuevas reservas.

Según el experto en petróleo y gas de la OIT Yasuhiko Kamakura, más de la mitad de todos los profesionales en yacimientos petroleros alcanzarán la edad de la jubilación en la próxima década. Esto plantea un verdadero desafío para la industria.

“Mientras que las empresas de petróleo y gas expanden sus actividades hacia nuevas y más remotas zonas geográficas, tendrán que formar a la fuerza de trabajo local a fin de disminuir la dependencia de los servicios de los trabajadores expatriados. Con este objetivo, los gobiernos, los empleadores y los trabajadores deben colaborar a nivel mundial para determinar el camino a seguir a fin de resolver la carencia de calificaciones necesarias en este sector”, explicó.


Beneficiar a la mano de obra local


Contratar a un mayor número de trabajadores locales podría ser una solución a la carencia de competencias, así como atraer a más mujeres al sector (vea el recuadro más adelante).

Esta cuestión se encuentra en la agenda de un Foro de diálogo mundial en materia de las futuras competencias laborales y formación en la industria del petróleo y el gas presidido por Ruek Puok Riek, quien dirige la Misión permanente de la República de Sudán del Sur a la Oficina de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales en Ginebra.

Riek señaló que la industria petrolera de su país depende de los expatriados. “La mayor parte de nuestros trabajadores proviene de China, Malasia e Indonesia... en Sudán del Sur no tenemos a las personas capaces de sustituirlos”.

En ciertas circunstancias, es difícil disminuir la dependencia en los expatriados, y es casi imposible en los casos donde los trabajadores calificados simplemente no se encuentran.

“Son necesarios seis años para que un estudiante obtenga un título que es pertinente para la industria del petróleo y del gas. Sin embargo, la formación de trabajadores y técnicos calificados puede ser mucho más rápida y podría ser un primer paso en la construcción de una fuerza de trabajo calificada”, afirmó Riek.

El ejemplo de Nigeria muestra cuán difícil es desarrollar una mano de obra calificada con el tipo de competencias que necesita la industria del petróleo y el gas.

“Los temas tratados en las facultades de ciencia y tecnología de las universidades de Nigeria aún no satisfacen las calificaciones requeridas por las principales empresas internacionales de petróleo y gas”, dijo Kamakura. “Sin embargo, el país está analizando una nueva estrategia que garantizará que en el futuro los profesionales nigerianos desempeñarán un papel decisivo en esta industria”, agregó el experto de la OIT.


Formar el talento local


A medida que las empresas buscan reducir el costo económico que representa emplear a una fuerza de trabajo internacional, cada vez más reconocen la importancia de contratar talento local – con conocimientos y experiencia del lugar – que con el tiempo podrían ocupar cargos de responsabilidad.

En Angola, los centros de formación - creados con el apoyo de algunas empresas de petróleo – forman a los angoleños a trabajar en la industria del petróleo y el gas. Los cursos comprenden el análisis de riesgos, los sistemas y estructuras geológicos, el diseño industrial y una introducción a las técnicas de perforación, válvulas y tubos.

A partir del descubrimiento de importantes yacimientos de petróleo en 2007, Ghana también adoptó una estrategia ambiciosa que aspira a alcanzar al menos el 90 por ciento de la participación local en todas las actividades petroleras y de gas para 2020.

Kamakura destacó que es fundamental mejorar las condiciones de trabajo y las perspectivas profesionales a fin de atraer a los trabajadores capacitados.

Atraer a las mujeres calificadas

• El número de mujeres calificadas en la industria del petróleo y el gas es comparativamente bajo. El coeficiente mujeres-hombres ha permanecido estancado durante los últimos seis años.
• En las ciencias de la tierra, las mujeres constituyen entre 18 y 27 por ciento de la fuerza laboral.
• Entre 11 y 19 por ciento de las ingenieras de petróleo son mujeres.
• Las mujeres con frecuencia son víctimas de discriminación en el trabajo.
• Las mujeres ocupan menos cargos directivos y tienen mayores probabilidades de enfrentar obstáculos profesionales.
• Cuando las mujeres están integradas en todos los niveles de la organización, es más probable que se sientan optimistas sobre la organización.
 


Comentarios

 

 
comments powered by Disqus