Finanzas sociales



Con un énfasis en la justicia social, el Programa de Finanzas Solidarias de la OIT apoya los esfuerzos para extender los servicios financieros a las personas excluidas al abordar dos objetivos principales:
1. La promoción de un mejor empleo, y
2. La reducción de la vulnerabilidad de los trabajadores pobres.
La búsqueda de un mejor empleo significa crear puestos de trabajo, y mejorar la calidad del empleo a través de servicios financieros innovadores y políticas financieras conducentes. La reducción de la vulnerabilidad puede lograrse mejorando el acceso a servicios financieros que permiten una gestión apropiada de los riesgos, como por ejemplo los microseguros.

La pobreza en cualquier lugar constituye un peligro para la prosperidad de todos "
Declaración de la OIT de Filadelfia de 1944