Taller

Primera capacitación de formadores de las metodologías Think.Coop y Start.Coop de la OIT adaptadas al sector acuícola realizada en Lima

La OIT y la ONUDI organizaron un taller regional de formación de formadores sobre la adaptación de las herramientas Think.Coop y Start.Coop de la OIT al sector de la acuicultura en la Oficina de la OIT en Lima, Perú, del 21 al 25 de agosto de 2023.

Noticia | 1 de septiembre de 2023

La acuicultura es una importante fuente de ingresos y medios de vida, especialmente para muchas comunidades rurales. A nivel mundial, proporciona empleo directo a más de 20 millones de personas, y muchas más personas están empleadas a lo largo de la cadena de suministro. A pesar de su creciente contribución al empleo y a las oportunidades de trabajo decente, la seguridad alimentaria y la nutrición y el desarrollo económico, en muchos países la acuicultura enfrenta déficits de trabajo decente junto con otros importantes desafíos sociales y ambientales.

Como contribución a mejorar las condiciones de los productores y trabajadores del sector acuícola en América Latina y el Caribe, y teniendo en cuenta las Conclusiones sobre el futuro del trabajo en la acuicultura en el contexto de la economía rural (2021) y las Conclusiones relativas al trabajo decente y la economía social y solidaria (2022), la OIT y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) están colaborando en la adaptación e institucionalización de las herramientas Think.Coop y Start.Coop de la OIT en el sector acuícola de la región, con miras a promover formalización y trabajo decente en el sector.

Después de la adaptación inicial de las dos herramientas, la OIT (Oficina Regional para las Américas, Departamento de Políticas Sectoriales y Unidad de Cooperativas) y la ONUDI organizaron un taller regional de formación de formadores en la Oficina de la OIT en Lima, Perú, del 21 al 25 de agosto. 2023.

Los objetivos del taller fueron:
  1. Transferir las metodologías de OIT Think.Coop y Start.Coop adaptadas al sector acuícola a un grupo de facilitadores y futuros replicadores de la región de América Latina y el Caribe.
  2. Hacer que los participantes completen la primera parte del proceso de certificación sobre las dos metodologías.
  3. Prueba piloto y validación de las herramientas Think.Coop y Start.Coop adaptadas.
Antes del taller, se organizaron una serie de seminarios web para garantizar al menos un conocimiento básico de las herramientas de antemano y familiarizar al grupo con los facilitadores y otros participantes. Esto resultó ser una forma útil de permitir una organización eficaz del taller desde el principio.


El taller contó con 16 participantes (7 mujeres, 9 hombres) de nueve países de la región, en la mayoría de los casos representantes de ministerios e instituciones gubernamentales responsables del desarrollo del sector acuícola, incluso en relación con la capacitación. Además, se invitó al taller a representantes regionales de los trabajadores y de los empleadores.

El taller fue inaugurado por el Director de la Oficina para los Países Andinos, Sr. Italo Cardona, en representación de la Oficina Regional. Destacó el importante papel que tiene el sector acuícola para apoyar el desarrollo económico y social en la región, y señaló cómo las cooperativas pueden ser una herramienta clave para abordar algunos de los desafíos que enfrenta el sector. Por parte de ONUDI, se sumó a la sesión inaugural la señora Carolina González, Representante de ONUDI para Colombia, Guyana, Perú y Surinam, y del país anfitrión Perú, la señora Mónica Saavedra Chumbe, Directora General de Acuicultura, del Ministerio de la Producción. A esto le siguieron presentaciones de la ONUDI sobre sus actividades en acuicultura en la región, y de la OIT sobre cómo proporcionar un contexto para las cooperativas y el trabajo decente en la acuicultura y la economía rural en general.

La parte principal del taller se centró en la transferencia de conocimiento sobre Think. y herramientas Start.Coop, en las que los participantes lideraron la mayoría de las sesiones, siendo cada uno responsable de un módulo específico de las herramientas. Además, los participantes brindaron valiosos aportes para finalizar las herramientas que ahora se utilizaron para la capacitación por primera vez y desarrollaron planes de acción tanto para completar el ciclo de certificación como para institucionalizar los enfoques en sus instituciones y países.

Como próximos pasos, los manuales se finalizarán en función de los aportes recibidos de los participantes del taller. Luego, los participantes continuarán con el proceso de certificación, a través de la formación de formadores nacionales, con miras a institucionalizar herramientas como una oferta clave para la formación de productores y asociaciones acuícolas y para promover el trabajo digno en este sector fundamental para la seguridad alimentaria en muchos países.